¿Se puede elegir el sexo del bebé?

La tecnología ha avanzado mucho en estos últimos 30 años en lo que a reproducción se refiere.

Escuchamos muchas veces “bebé probeta”, “bebé a la carta”, pero .. que hay de cierto en eso… ¿Podemos elegir como será nuestro bebé? ¿Es mejor un mes que otro para “gestar” niño o niña? ¿Hay alimentos que ayudan a poder traer al mundo un niño?

Muchas leyendas urbanas… qué hay de realidad…

Lo cierto es que un embarazo mediante relaciones sexuales normales nos da como respuesta un NO.

La única forma de poder “elegir” si será niño o niña es mediante técnicas de reproducción asistida, en las que el embrión ya tiene el sexo definido y se decide su implantación.

Pero hay que saber que este acto está prohibido por ley, y exclusivamente se puede realizar en aquellos casos que se necesita un “bebé a la carta”. En este caso concreto se implanta un embrión de determinado sexo (normalmente se llega a tomar esta decisión para evitar enfermedades hereditarias conocidas en los padre y ligadas al sexo).

Así que… hasta que la ciencia y la tecnología no digan lo contrario habrá que concebir sin elegir, pensando siempre en lo más importante, que venga sano y que pase rápido el momento del parto.